post

Alejandro Valverde Campeón del Mundo!

El ciclismo, esa locura que llaman deporte, esa manera de perder la vida encima de una máquina creada para que con tus piernas puedas llegar hasta prácticamente cualquier sitio.

Lo llamamos deporte porque así lo dicen todos en los medios, pero es mucho mas que eso. Es transportarte a esos momentos de agonía extrema dando pedales justo en el momento en el que la vida te pone algún tropiezo y gracias a ello, darte cuenta de que eres fuerte, de que puedes con ello porque si eres capaz de retorcerte encima de la bici hasta la cima, eres capaz de superar ese bache y mucho mas.

Solo quien lo ha probado, quien ha sentido el aire contra el rostro mientras suena el buje trasero en la soledad del asfalto, quien ha pasado por frío, calor, lluvias, caídas, atropellos, solo quien ha vivido en sus carnes eso, sabe lo que un luchador de la talla de Alejandro Valverde ha sufrido en sus carnes.

Si, la sombra del dopaje estuvo sobre sus hombros, si, y? acaso no ha seguido dando pedales, acaso el dopaje te lleva a la cima? Te recuperas antes quizás, tus piernas puede que den algo mas de fuego, si, pero al día siguiente quien se levanta para hacer 200 kilómetros en bici, haga el día que haga, eres tu, ni dopaje ni nada, tu. El que se levanta sin poder andar porque tus ligamentos se quedan como cuerdas de guitarra eres tu, no el dopaje. El que sigue días tras día, dando pedales, bajándote de la bici con ayuda porque el cuerpo se te queda hecho una alcayata eres tu, no el dopaje.

Hay mucho mas ahí que el simple dopaje, no se gana solo por pedalear mas rápido y mas fuerte que los demás, se gana bajando a 100 km/s por hora por curvas por las que no puede bajar un coche, se gana pedaleando a menos de un centímetro del que va delante a velocidades que anulan por completo tu tiempo de reacción, lo dicho, hay mucho mas, quien no conozca que no hable.

Y ahí lo tienes, llorando, alguien que ya no tenía nada que demostrar, nada! Ya era el si no el mas grande, uno de los mas grandes de todos los tiempos, el mas regular seguro y ahí lo tienes, llorando. Y lo hace porque se ha batido en duelo contra otros que ansiaban eso tanto o mas que el, porque el ciclismo es así, como dice un amigo mío:

“Puto ciclismo, que haces segundo y ya eres una mierda”

Alejando Valverde ha ganado el campeonato del mundo con cabeza, ha sabido estar en su sitio, ha sabido guardar fuerzas hasta el final y ha sabido como hacer un sprint contra tres rivales mas que lo conocen perfectamente ergo, no le iban a dejar cometer ningún fallo y así ha hecho, lo ha clavado.

No seré yo el que diga que me da igual que lo sancionaran en su momento, todo lo contrario pero ha seguido estando ahí, ha seguido dando pedales, no se ha retirado por miedo a no dar la talla, ha sido constante y perseverante porque así es como hay que hacerlo, pero no solo dando pedales, con todo.

Es mas, hablamos de un ciclista que cuando “descansa” sale con ciclistas populares de la zona, yo he tenido esa suerte, un par de veces solo, pero los ciclistas de carretera de la zona coinciden con el todos los veranos, mientras otros están por ahí en centros de no se que rollos modernos, el viene a su tierra y se empacha a kilómetros con cientos de ciclistas amateurs con total humildad.

Y el colofón ha sido ver al señor Sagan aparecer de sorpresa a darle la medalla, chapó por el, pero es que ese es otro del que ya hablaremos en otro momento, es un crack.

En fin, mi mas sincera enhorabuena señor Alejandro Valverde desde mi humilde rincón de la red.

Nos vemos en los caminos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *