Entrenar o correr

Sabéis eso de a perro flaco todo son pulgas ? pues estoy pasando por una de esas rachas de catastróficas desdichas, siempre desde el respeto a quien tiene problemas de verdad claro está. Resulta que, como ya sabéis, estoy entrenando para hacer la CTTrail y como cualquier hijo de vecino pues tengo el tiempo mas o menos justo para preparar una prueba de ese nivel.

Pero claro, si a eso le sumas los virus apocalípticos que tus hijos se traen del cole, los días en lo que ellos deciden que la noche es para disfrutarla en vela y para colofón todo ello lo rematamos con una posible metanoseque en el pié derecho… pues eso, a perro flaco todo son pulgas.

Aún así, siempre hay que sacar el lado positivo a todo, a veces es complicado, yo en esta ocasión, estoy aprendiendo la diferencia entre dos conceptos totalmente diferentes, pero iguales a la vez, la diferencia entre Entrenar y correr, Ya está este que se toma una taza de café y se pone a filosofar, diréis, pues si y os voy a decir la razón, he aprendido algo que me ha liberado y me está haciendo disfrutar de este deporte tan especial.

Todos entrenamos, es así, nos guste mas o nos guste menos lo hacemos, queremos ganar carreras, mejorar nuestros tiempos, subir puestos o simplemente terminar esa carrera en que hemos fijado como reto, algunos se buscan un entrenador (cosa que recomiendo encarecidamente si tienes un objetivo claro) otros vamos por libre, pero al fin y al cabo todos entrenamos.

Sin embargo, entrenar se trata solo de salir a correr, todo el que haya entrenado alguna vez lo sabe, hay que hacer trabajo de gimnasio, estiramientos, psicológico, dieta (fundamental e interesante para todo el mundo el comer bien). Puedes entrenar exclusivamente orientado a correr o por el contrario llevar un tipo de planning cruzado, pero correr es tu misión, tu esencia.

Y a que viene todo esto? pues bien es, todo viene a que hay un factor que puede hacer que tu temporada sea fructífera o que por el contrario acabes en un pozo profundo y oscuro de dejadez absoluta. La clave está en algo tan simple como disfrutar, en salir a entrenar pero no olvidarse de que sales a correr porque te gusta, porque desconectas del mundanal ruido diario, por las endorfinas por lo que sea, pero corres por pasión.

Es posible que seas un pro y me estés leyendo, tu mas que los demás sabes que lo que digo es cierto, que si no te apasionara correr, nadar, montar en bici o escalar, no te levantarías cada mañana antes que el resto para desayunar y seguidamente ir a entrenar, no estarías a las once de la noche en haciendo series dando vueltas a tu manzana o gastando las pilas del frontal en mitad del monte.

A mi me ha pasado, cuando empecé a entrenar para la Cartagena Trail, venía de haber estado en muy buena forma, poco antes de verano alcancé un pico de forma que me tenía en una nube, siempre desde mi nivel claro, llegué a el simplemente por constancia, sin llevar un entrenamiento determinado, un día hacía llano suave, otro me metía caña en el monte, otro en bici y así.

Y que pasó? Pues pasó que como me vi fuerte, empecé a exigirme, empecé a entrenar propiamente dicho “hoy tengo que…” y claro, me olvidé de correr, ello me llevó a poco a poco perder la forma, a correr las carreras muy mal, creyendo que por haber estado fuerte podría seguir a los de cabeza… evidentemente no era así, los aguantaba un km dos quizás, pero luego al palco como dice Zugasti.

Llegó una carrera en la que dije basta, hace unas semanas en la gran Subida a la fuente del sapo. Entré en meta destrozado psicológicamente, ojo, hice un muy buen tiempo para mi, pero de cabeza me rendí a mitad de carrera, solución? Nada mas entrar en meta me inscribí a la Cttrail.

Lo hice por dos razones, una era porque se abrían justo a la hora en la que yo terminaría en El Sapo y otro que si no lo hago, posiblemente hubiera abandonado y dejado de correr, es decir, pozo negro y oscuro.

Pero no me rendí, simplemente empecé a correr, salir al monte a disfrutar, unos días por un sitio, otros por otro, intento no pensar en el tiempo que me saldrá en la carrera, que por cierto es a finales de noviembre, solo pienso en lo que la voy a disfrutar y corro solo para poder hacerlo.

Por eso, estos días de parón por enfermedad, porque llamadme loco pero es que tengo la costumbre de parar cuando estoy malo, mi genética así me lo pide, si no paro un poco, en vez de tres días se me van dos semanas de toses, mocos y demás, sumado al dolorcillo que llevo en el pié derecho (metatarso posiblemente por culpa de exceso de grosor en la plantilla de las zapatillas) pues se me va casi una semana de “entrenamiento”, pero que mas da? puedo correr, mas despacio? si, pero puedo correr.

 

En conclusión, recuerda, entrena, pero nunca te olvides de correr.

Saludos! Nos vemos en los caminos!

Como entrenar un 5000

      Estamos en época estival, el verano ha llegado y con el llegan los cross de verano, en la zona donde tengo la suerte de vivir, tienen lugar bastantes carreras de este estilo, carreras cortas y explosivas de entre cinco y siete kilómetros, con recorrido prácticamente llano donde te exprimes al máximo en poco tiempo.
Dentro de 3 semanas tiene lugar una muy bonita, el XV Cross Bahía de Portman, discurre por un bonito pueblo de la costa, en su mayoría por asfalto, si bien no hay que olvidar unos bonitos cientos de metros por la arena de la playa que te pueden hacer bastante daño si no eres precavido. 
XV Cross Bahía de Portman
Evidentemente para este tipo de carreras es necesario una preparación algo mas específica, una base de fondo intentando hacer a ritmo suave todos los kilómetros que puedas, durante aproximadamente un mes, luego ir introduciendo poco a poco series, primero de 400, luego de 800 hasta 1000 como máximo, pero claro, no todos tenemos tanto tiempo o el nivel necesario para poder llevar ese tipo de entrenamientos con tal grado de especificidad, pero lo bonito de estas pruebas como el  XV Cross Bahía de Portman, es que te lo puedes plantear como reto, tanto si eres novel como si eres un pro, en mi caso me he planteado bajar de veinte minutos, lo que me daría un ritmo medio de cuatro minutos el kilómetro, que para está bastante bien. 
Cual está siendo mi preparación? 
Partiendo de la base de que perdí toda la poca velocidad que tenía cuando corrí la VI Ruta de las Fortalezas, a ello hay que sumarle que dejé de correr por diversas circunstancias hasta hace 15 días aproximadamente, pues básicamente consta de dos cosas… correr y correr, unos días salgo a hacer un máximo de 10 kilómetros a un ritmo que aparentemente podría mantener durante el doble y otros días reduzco la distancia, podéis comprobarlo en mi perfil de strava.com
Ayer tarde, después de unas dos semanas corriendo sin mas, salí a probarme y quedé bastante satisfecho, el entrenamiento parece que va surtiendo efecto, llegando a hacerme un 5000 metros en 20:04 minutos, lo que me hace pensar que podría llegar a conseguir la meta deseada.
Cual es la razón por la que os cuento esto?
Pues muy sencillo, yo me considero un deportista normal, mis logros son humildes, cierto es que no puedo quejarme de algunos de ellos, pero soy consciente, muy consciente de mis límites y es que en ocasiones creo que la gente confunde esos conceptos que nos venden últimamente ciertas personas o gurus de estos mundos, que nos quieren convencer de que podemos alcanzar cualquier meta y que debemos de intentarlo, si, cierto, pero, necesito un entrenador, necesito todos los accesorios que venden en el mercado? sabes la respuesta, la sabes muy bien, si, la respuesta es no y es que si eres un corredor popular, humildemente popular, como yo lo soy, lo único que necesitas son ganas, muchas ganas y leer, preguntar e investigar un poco por tu cuenta, eso también forma parte de esto, la formación, aunque sea light, sobre como entrenar, es algo que en mi opinión ha de incluirse en el hobby en si.
Por otra parte y cambiando de tema, hace unos días visité una playa cercana a mi casa y pude disfrutar de un deporte de esos que no he practicado en mi vida, uno de esos que también cansan y mucho, pero que te dan mucha más diversión que los que yo he practicado, la gran mayoría basan su principal virtud en el sufrimiento, correr, ciclismo, escalar, apnea… Sufrir o controlar el sufrimiento jajajajaj pues vi a unos kitesurfistas, pero de entre ellos, uno me llamó la atención.
kitesurf
Una chaval, joven llegó corriendo con su mochilón, la tiró en la arena, sacó una vela y se puso a inflarla a velocidad de infarto, sacó el neopreno, se lo puso mirando al agua y en un abrir y cerrar de ojos estaba dentro cogiendo viento y perdiéndose entre las olas.
Me dejó impresionado, hace tiempo que no sentía o veía ese énfasis en algo, me recordó a cuando yo salía de currar en restaurante se un amigo los findes y salía disparado, sólo estaba a media hora de una zona de escalada sobre el agua a la que íbamos en verano, pues me parecía más de una hora, no se iban a ir mis amigos de allí, no se iban a llevar la roca o el mar, pero era tal mi ansia por llegar, que se me hacia eterno el camino, pues os cuento esto porque creó que a mi edad, que ya no son 20 ni 30, creo que va siendo hora de explorar nuevas fronteras, nuevos deportes y pasiones, al fin y al cabo, esto se trata de disfrutar, o no?
Saludos!!