post

CxM Cartagena TRAIL

Hubo un tiempo en el que los valientes se forraban en pesadas armaduras y cargaban singulares espadas, partían de sus casas dejando atrás a sus familias con la incertidumbre de no saber si regresarían o perecerían en el campo de batalla, pero cabalgaban sin mirar atrás ante la certeza de que esa era la única forma posible de luchar por la libertad de sus seres queridos.
Hoy, por suerte, de esos tiempos solo quedan antiguos recuerdos que han perdurado en negro sobre blanco, actualmente los valientes viven camuflados entre el común de los mortales, dormitando ante la carencia de las exigencias que otras épocas les hubieran impuesto, pero de vez en cuando los tambores de batalla resuenan, una voz clama desde su interior y sienten la necesidad de liberar algo, de soltar una bestia que mantienen aletargada en su interior esperando actuar y yo tengo la suerte de conocer a muchos de esos guerreros en la sombra, de conocerlos muy bien, tanto como para vibrar con sus batallas como la que tuvo lugar este pasado domingo, cuarenta y tres kilómetros de caminos, sendas conejeras, subidas infinitas y bajadas que ponen a prueba hasta al mas rudo de los guerreros y guerreras, la X Cartagena Trail.
Una de las carreras de montañas mas duras de la zona, mas de 2400 metros de desnivel positivo, subiendo cuantos picos se pudieron encontrar en el trayecto que hay entre La Azohia y Canteras, muchos empezaron pero, por desgracia, no tantos terminaron y es que la dureza de este tipo de pruebas pone contra las cuerdas a cualquiera, pero no vengo a hablar de la prueba en si, que es magnífica y espero poder correrla algún día, solo quiero intentar homenajear a quienes no dejan de sorprenderme cada día mas, a esos luchadores que sin miedo, viven la vida dejando libre a ese animal que llevan en su interior y sufren para llegar a meta llorando en ocasiones, algo que puede verse absurdo para los que lo observan desde el cómodo sofá de sus casas, pero para algunos que lo entendemos se convierte en puro espectáculo, desde la impresionante gesta de aquel a quien se le viene llamando el Dios de la montaña Murciana, el señor Francisco Diaz del Pozo, entre amigos Xisco, que voló durante 4 horas, 21 minutos y 42 segundos para llegar en primer lugar y merecerse esta impresionante foto.

https://www.facebook.com/Fotografia2xjavi/photos/ms.c.eJxFU9mRxTAI62iH29B~;Y5uIZ~_VXowuM1TqiLExL20~;96QIVbZ1iQuAA0PMDVOqVpNpltMWkVs1ltLyM8P4BLvJ4xHSQMWDYlcigR9rtoVOI7euhPi~_gkdfUCqZJhqK6Hlb3fIsdLaYA6PxSZlOSw~_UO5xewnWWYkoYUN8YucAiYr~_SammFBh9M~_YkiSktAdjrG1C4pPsj2~_fQw8nsXR42wxPlQlAKVHNnrMTTFtmAo3JguocGNr2ocShwff1raYs5i74BxMLyMPGEXg7NEFn6EEKRZkoGkdNu19bD6D7QU5d2rjC3DrE~;DIw1n2PuYO9xSFRG~_s44JieEEe2Id9gBZMnVeoA0kRcFyQ9a3uucfvHC7x2OJkxDaVQ48B8H2xyP2m~;g~_RF8DS.bps.a.1284460844951867.1073742067.318979468166681/1284462824951669/?type=3&theater

Hasta tantos otros que estallaron ante la emoción de la gloria.

Muchos son los que conozco que corrieron esta maravillosa carrera pero de entre todos ellos, tres me siguen sorprendiendo cada día mas

Tres titanes, tres corredores que luchan y mucho para poder entrar en meta, que no los he visto rendirse todavía en ninguna de las batallas en las que he tenido el gusto de verles participar, esta vez me he quedado con la pesadumbre de no poder verles entrar en meta, pero se que a los tres se les puso un nudo en la garganta al cruzar la tan ansiada línea, lo se porque empiezo a conocerlos y se percibe ese amor por la épica de este bonito deporte, tal vez no hagan marcas desorbitadas, es posible que no ganen nunca, somos parte del pelotón, somos conscientes de ello, pero el simple hecho de intentarlo, sufrirlo y lograrlo para después comentarlo como si de críos el día de reyes se tratase, con la misma emoción de aquel que aprende a montar en bicicleta por primera vez, ya merece la pena, enhorabuena de verdad, sabéis que os lo digo de corazón, sois muy grandes y os quedan muchas batallas por disfrutar.

Y a todos los demás… no ceséis, no os rindáis, seguid luchando, seguid madrugando, seguid paso a paso, que al final solo nos va a quedar el recuerdo de lo inmaterial, todo lo demás es prescindible.

Nos vemos en los caminos.

IX Roller Master Trail

Roller Master Trail,  24200 metros, 1400 metros de desnivel positivo y unos 3000 acumulados, una gran carrera, una muy bonita y altamente recomendable carrera, pero eso si, es dura, muy dura.

Podría hablaros de la gran gesta que ha hecho el señor Francisco Diaz Pozo parando el crono en nada mas y nada menos que 2:08:31 horas, impresionante, también podría hablaros de otros talentos como Edu Chordá, gran triatleta, increíble corredor de montaña y una excelentísima persona que ha estado enorme luchando ese segundo puesto, de igual manera y como no, podría extenderme durante líneas y líneas hablando del incombustible Francisco Yedra, que hace una semana estaba reventando el crono en la Yeti Challenge y hoy ha gastado hasta la última gota para llegar a meta y recibir ese merecidísimo premio y no me refiero al trofeo xD o ese otro gran triatleta, que aún con la maquinaria a medio gas ha cruzado meta en 2:37:14, casi nada, Sir Paez, que crack, mención aparte se merecen Javier Larios, Jose Morales y Miguel Sanchez, titanes anónimos con humildes marcas pero, guerreros, grandes y triunfantes guerreros…

Y a eso he venido aquí, a este rincón de internet, a hablar de los guerreros, a decir que ahora entiendo ciertas cosas, ahora entiendo a esa gente que entra en meta a punto de desfallecer, o aquellos que entran andando gastando los últimos cartuchos, les entiendo.

La historia es que, mientras me encontraba “corriendo” por los montes de la zona por los que ha transitado la Roller Master, he tocado fondo, digamos que, si no entrenas por montaña, por muy en forma que estés, no andas, puede que subas bien, incluso puede que por los pocos kilómetros llanos que te encuentres, lleves un buen ritmo, pero bajando, hay amigo bajando, ahí las piernas te pueden decir basta y así lo he vivido hoy, hecho que me ha llevado a sufrir durante kilómetros como nunca antes lo había hecho y es ahí donde he sido consciente de lo que les lleva a algunos a desfallecer en meta.

Todos tenemos nuestra guerra, puede ser algo que para ti o para mi no signifique nada, pero para el si, para el es una lucha, para el puede suponer un antes y un después en su vida, no sabemos la razón por la que se deja la piel hasta entrar en meta, tal vez ni tan siquiera el la sepa, yo hoy no la sabía, no entendía la razón por la que seguía bajando de lado sin doblar las rodillas en la absurda creencia de que así no me dolerían las fascias o como se diga. Aún ahora, en casa, descansado, se me inundan los ojos recordando el dolor y la impotencia de no poder correr ni tres pasos seguidos, pero de repente recuerdo los últimos metros, los últimos minutos con mi pequeña en brazos y mi mujer, familia y amigos animando desde el otro lado de la valla…

Y entonces si, ahí si que se me inundan los ojos, esa es mi razón, esa ha sido mi lucha, mi guerra, porque todos somos guerreros, hemos tenido la suerte de nacer en un momento y lugar envidiables, tenemos la fortuna de poder correr, de poder disputar estas carreras, de simplemente andar, de elegir, de vivir, por eso nuestro adn nos pide luchar contra el mas bravo y letal de los enemigos a los que te puedas enfrentar, contra nosotros mismos y esas batallas son las mas duras, no hay opción, hay que luchar, no olvidemos que en otro tiempo fuimos supervivientes, eso se quedó ahí, grabado a fuego en nuestra mente y solo en ciertas situaciones es cuando sale a flote, anula cualquier posible raciocinio y simplemente sigues corriendo.

Por eso ahora, cuando vea esos vídeos de gente desfalleciendo en meta, jamás volveré a faltarles el respeto diciendo que “Yo no lo entiendo, como se la juegan así si no van a ganar” porque ahora entiendo que “ganar” es un término relativo, ganar que? tal vez “el o ella” no luche por ganar la carrera de ese día, tal vez su carrera venga de tiempo ha, es posible que entrar en meta para esa persona represente mucho mas que una simple meta, así que, desde aquí quiero pedir disculpa a todos esos titanes, desde aquellos que rompen la cinta al entrar, como a los que entran andando tras cinco horas al sol por los montes de la zona, que también hay que hacerlo, porque…

Todos son guerreros y guerreras.

Un saludo, nos vemos en los caminos.

P.D.- Mi mas sincera admiración y respeto a esa escoba de la Roller Master que hacen su función sin rechistar lo mas mínimo.

post

Probando Jamón

Durante mis algo mas de veinticinco años practicando deporte, he podido conocer a multitud de deportistas de todos tipos y clases. Me he encontrado y compartido entrenamientos con iniciados entusiastas que se dejaban las yemas de dedos en la pared, he disfrutado del talento de algunos de los mejores escaladores del mundo, he rodado kilómetros con profesionales del ciclismo y con aficionados cuasi profesionales cuyo nivel no tiene nada que envidiar al de un profesional, incluso me he encontrado con talentos innatos para el deporte y luego esta Miguel… 





Todo empezó unos días atrás cunado me llegó su propuesta por mensaje – “Te vienes a Totana en mi coche el domingo a las 6 de la mañana… Para ascender el Collado Bermejo???”  Ninguno de los dos habíamos subido antes, al menos en bicicleta, pero ambos teníamos ganas de hacer algo así, la otra opción sería salir desde casa y clavarte mas de 150 kms con un puerto de categoría especial de por medio, así que, la ocasión era inmejorable, ambos con familia y responsabilidades eramos conscientes de que el madrugón merecía la pena… y tanto que así fue.

Llegamos al precioso pueblo de Alhama cuando todavía estaban asomando los primeros rayos de sol, el tiempo justo de preparar las máquina, los atuendos de batalla, agua, geles y demás enseres necesarios, tras lo que comenzaron nuestras primeras pedaladas.



Ya desde un principio, conscientes de lo que nos esperaba, mas de 25 kms subiendo, llevamos una ritmo relajado, el momento así lo pedía, ya que las vistas a esas horas de Alhama vista de los primeras curvas de la subida, no tienen precio.

No había opciones, decidimos subir juntos, habíamos venido juntos e íbamos a coronar juntos y así fueron cayendo los primeros kilómetros, las primeras curvas, serpenteantes trazados de curva tras curva, que nos dejaban asombrados de lo bonitos que eran. Esto puede sonar raro, pero solo lo entenderás si te apasiona este deporte, si eres de los que captura ese fotograma en tu memoria que está compuesto de una curva seguida de su contracurva con la luz de las primeras horas de la mañana incidiendo lateralmente, haciendo que las diferentes inclinaciones de la calzada se perciban claramente y el juego de luces resalte el contraste del asfalto y las líneas dibujadas en el, disfrutando cuando te imaginas visto desde atrás, apretando las bielas de tu bicicleta pedalada tras pedalada… si, nos gusta.

Los primeros kilómetros fueron muy relajados, nos encontramos con muy poca gente, nos dimos el gusto de poder ir hablando y comentando el paisaje, yo de vez en cuando le animaba, le recordaba donde estaba subiendo y que estábamos pisando el mismo asfalto que habían pisado grandes leyendas como el desaparecido Marco Pantani “il Pirata”, así, poco a poco, llegamos al Centro de visitantes de Ricardo Codorniu.  



Miguel quiso, con muy buen criterio, parar medio minuto y tomarse un gel allí, no había prisa ninguna y eso pudo marcar la diferencia de poder o no poder llegar a la cima. A partir de ese punto, la cosa ya empezaba a apretarse un poco, atrás quedaron ya las rampas del 9% y comenzaban a asomar algunas del 12 y las tan temidas y deseadas curvas de herradura, esas con las que se salvan grandes desniveles y que a los ciclistas nos gustan tanto puesto que ellas, las bicicletas parece que incrementan su peso en varias decenas de kilos.



Ya se divisaba el Collado Bermejo, unas últimas curvas y allí nos pusimos, algo mas de 20 kms en una hora y cuarenta y ocho minutos, pero no hubo descanso, conforme llegamos, giro a la derecha y afrontamos la subida al EVA 13, a eso habíamos venido, a apretar los dientes.


En ese momento ya se acabó el paseo, ciertos desniveles ya no te permiten ir de manera relajada, la bicicleta al fin y al cabo no sube sola y los desarrollos de las bicis de carretera no te permiten llevar una excesiva cadencia en este tipo de subidas, así que las cosa se endurecía, pero Miguel, lejos de amilanarse, como gran ciclista, conocía el recorrido al dedillo, no había subido nunca en bici, pero sabía lo que nos esperaba, unos últimos 5 kms de auténtica lucha -“15% Miguel, dale duro!”, comencé a animarle toda vez que me fijé en su cara y pude darme cuenta de que iba sufriendo, apretando los dientes mientras agarraba el manillar y se batía ne duelo con cada martillada de bielas.



Pero ahí, en los momentos de duda, de flaqueza, cuando las fuerzas comienzan a volar, a desaparecer y te asalta la tentación de abandonar, tan sencillo como echar pie a tierra y descansar unos segundos, nadie te va a increpar nada, no eres ningún profesional, no pretendes ganar el campeonato del mundo, no hay reglas, solo quieres subir, solo en esos momentos es cuando aflora el verdadero gen de superación, eso que nos engancha a volver y a seguir sufriendo gratuitamente, cuando toma forma nuestra pasión por lo que hacemos, sea lo que sea.



a ritmo constante, cual arroyo que transcurre horadando la roca despacio, sin prisa pero con la fuerza de la perseverancia, Miguel vio su sueño cumplido, no sin antes haberme pegado tres o cuatro gritos para que me callara y dejara de animarle, cosa que es completamente comprensible cuando vas en estado de concentración absoluto para no dejar de pedalear, cuando tus fuerzas van tan justas que el mero hecho de pararte y bajar de la bici te supone un esfuerzo brutal, pero en esas situaciones no puedes dejar de animar, aunque te grite y te pida que te calles, sabes que lo necesita, lo se porque lo he vivido, he estado a punto de bajar la marcha en algunas subidas y gente como mi cuñado, Fulgen, Benji, me han animado para seguir dando pedales y también los mandaba a la mierda pero… necesitaba esos ánimos, así que me daba igual, yo había decidido llevar a ese jabato hasta su cima deseada y por su cara sabía que iba sufriendo y mucho, no podía dejarle colgado a dos kilómetros de su sueño.

Cima! Una cima impresionante, un puerto de los de verdad, nada mas y nada menos que 25 kms de subida, todo un lujo en la puerta de casa, un templo que espero sea conservado como se merece por todos nosotros, aunque he de decir que algún gel de pseudopro me encontré por ahí tirado, mal señores y señoras, mal.

Una vez coronado el pico, nos dirigimos hacia Totana, la idea era volver por el mismo camino hasta el coche pero decidimos a última hora bajar por ahí y enfilar el trasvase hasta Alhama de Murcia y que maravillosa idea, primero por el regalo que la naturaleza nos dio al mostrarnos un zorro a menos de dos metros que se nos quedó mirando, precioso y luego, por la maravillosa carretera de Santa de Totana, creo que ha sido la vez que mas he disfrutado de esa sensación de desplazarte sin hacer ruido, de deslizarte por el asfalto tumbando curva tras curva bajo unos imponentes pinos por los que la luz del sol pasaba humilde para iluminar una carretera preciosa, que manera de disfrutar.




Y así llegamos al coche, tras 62 kilómetros por Sierra Espuña, una ascensión en la que he aprendido mucho, he disfrutado mas y en la que he sido testigo de lo que el amor por este deporte puede conseguir de cada uno de nosotros, porque, el mundo está lleno de pros con sus tiempos, sus segmentos, carbono y pesos pluma, pero tal vez necesitemos mas soñadores, mas exploradores de la épica, apasionados como Miguel que simplemente quieren disfrutar de lo que hacen. Bravo Miguel, eres un crack!










post

Dragon Challenge 2016

A veces, las carreras, en concreto de montaña, dejan de ser una simple prueba, abandonan su condición de competición y pasan a convertirse en una alegoría de la vida y esto es lo que viví en la Dragon Challenge.

Las siete de la mañana, mas o menos, era la hora a la que partíamos camino de Alhama de Murcia, los nervios estaban en el aire, como debe de ser ya que, como dice mi gran amigo Peri, dejaré de correr cuando deje de ponerme nervioso. Una vez en el lugar y recogidos los dorsales, nos hemos equipado con los artefactos de combate y listos a buscar posición en la línea de salida.

Una vez allí, pudimos ver la poca afluencia de gente, seríamos unos cien, ciento veinte como mucho, eso puede ser tanto positivo como negativo, si estás entre los fuertes, es positivo, el problema es que la diferencia entre unos y otros es mucho mayor, con lo cual se pronosticaban treinta y un kilómetros en soledad y así fue.

Pistoletazo de salida y salen como alma en pena, los primeros kilómetros eran llanos y sobre asfalto, así que imaginaros el ritmo del señor Agüera y compañía, aproximadamente a cuatro minutos el kilómetro, pronto (a los doscientos metros) me percaté de que ese no era mi grupo, me dejé caer y decidí hacer caso al mister, me dijo que intentara buscar un ritmo para poder rodar treinta kilómetros sin problemas, así que poco a poco reduje el ritmo, los compañeros de batalla iban pasando uno a uno, ahí ya empecé a notar que algo no iba del todo bien, no llevaba un ritmo excesivamente fuerte.

Aproximadamente en el kilómetro cuatro me pasa Alfonso, compañero de club, curro y ya mas de una y de dos batallas, lo vi muy fino, le animé e intenté seguir a su ritmo pero, llegó el momento de la verdad, primera cuesta de tierra, primer desnivel y primeros síntomas de lo que estaba por llegar.

Las piernas no arrancaban, las pulsaciones no bajaban, la sensación de asfixia no cesaba, algo no iba bien, el kilómetro cinco decido parar y comenzar a andar, prosigo andando un kilómetro, mil metros que se hicieron eternos, no por que la gente me adelantara, hay momentos en los que eso ya da igual, la duda que asaltaba mi cabeza era “veintiséis kilómetros por delante”.

Nunca he abandonado una carrera, no quiere decir con ello que piense que eso es un estigma ni nada parecido, todo lo contrario, considero que retirarse a tiempo es algo altamente inteligente, de hecho, los buenos, si consideran que no tienen un buen día, saben sopesar si terminar la prueba puede ser positivo o contraproducente por mil factores, entre ellos la posible lesión. Pues bien, nunca me he retirado, he estado a punto muchas veces pero al final siempre he sabido recomponerme, levantar cabeza e incluso remontar puestos, pero esta vez la balanza se inclinaba mucho hacia el abandono.

Los kilómetros no pasaban, lo único que pasaban eran los minutos, llegó un momento en el que noté que volvía a respirar con tranquilidad y mis pulsaciones habían vuelto a la normalidad, rondaría el kilómetro siete u ocho y entonces decidí trotar.

Así se sucedieron los siguientes diez kilómetros, una lucha continua entre trotar y andar, suerte que en los avituallamientos había sandía fresca, que aunque no me sentaba del todo bien al estómago pero su frescura me hacía renacer un poco y entonces sin darnos cuenta, mi pájara y yo llegamos al kilómetro dieciséis, si así, sin darnos cuenta.

Fue un momento muy duro, era el lugar en el que te indicaban el camino a seguir si estabas en la prueba de treinta y uno el de camino a meta si ibas disputando la de diecisiete, lo que conllevaba un la elección fácil, la retirada estaba ahí a las puertas, era sencillo, un kilómetro mas y coca cola fresquita, sandía por doquier y a descansar, me lo había ganado, no tenía que demostrar nada iba a hacerlo pero…

Pero no, algo dentro de mi maquinaria estropeada, averiada y defectuosa había decidido que no, durante los diez minutos posteriores a ese instante pude vivir lo que creo que se denomina en el mundo literario como un aparte, una conversación conmigo mismo, que hago ahora? no puedo correr? estoy reventado? Empecé a mirar atrás para ver si venía alguno de mis titanes Miguel o Larios, sabía que si me alcanzaban me darían fuerzas y motivación para seguir, pero no venían, fueron mas listos que yo y supieron correr muy inteligentemente, la discusión acabó en “macho, a lo hecho pecho, ahora terminas como puedas”

En el kilómetro veinte, ni uno mas ni uno menos, me autoconvencí de que era un tema de cabeza, así que me obligué a llevar un buen ritmo de carrera, me mantuve unos cinco kilómetros a muy buen ritmo, dado mi estado, remonté algunos puestos y lo que era mejor, los kilómetros iban cayendo, pero llegamos a la última subida, una senda que nos llevaba al morrón, dura no, durísima, eramos todos cadáveres los que transitábamos por allí en ese momento, pero ya veíamos la estación Eva 13, rondaríamos los 1300-1400 metros de altura y llegamos al último apretón.

Ya se atisbaba el final, solo eran unos pocos kilómetros de asfalto, muy duros por la inclinación y a esas alturas de carrera pero vino la sorpresa, justo cuando no podía mas, cuando mi cuerpo me pedía sentarme y descansar cinco o diez minutos, eché la vista atrás y vi al titán, que grande, trotando a un ritmo lento pero seguro llegaba el gran Miguel, cundo llegó a mi altura me pregunta ¿cuanto tiempo has hecho? mi respuesta fue contundente pero efectiva -Todavía no he llegado-

La cara de Miguel lo dijo todo, fue entonces cuando me miró a la cara y se dio cuenta que o tiraba de mi o allí me quedaba, comenzó a trotar y vio que no le podía seguir y lejos de seguir su carrera se portó como un hermano de batallas y me esperó, me animó, dijo unas palabras que me las guardaré para mi y grabaré a fuego en mi mente, solo decir que mi estado anímico, la situación de carrera, las vistas, todo ese conjunto de cosas hicieron que la entrada a meta fuera de las mejores que he realizado en mi vida y mira que la de Ronda fue memorable.

A escaso metros de meta le dije que pasara delante y el tío paquete se quería esperar pero no, al cesar lo que es del cesar, había hecho mejor carrera, había hecho mejor tiempo y se ganó su plaza y su gloria así que le dije -tira tío cabrón- y como debe de ser tuvo su foto alcanzando la gloría de la meta.

Poco después entré yo, el subidón me hizo olvidar por momentos el agotamiento pudiendo así aplaudir a mi compañero y rescatador.

Como sería el estado en el que llegamos que no paré el crono hasta que me di cuenta de que miré la hora cuando estaba recibiendo una descarga en los servicios de fisioterapia, que maravilla.

Ya algo mas recuperados y con un par de vasos de coca cola fresquita y dos o tres kilos de sandía en el estómago, continuamos esperando al cuarto titán, el señor Javier Larios, quien hace nada se clavó en las piernas la Ultra de los Picos de Europa, con lo que aquí venía a rodar muy muy suave y así fue. Cuando ya nos dijeron que nos teníamos que bajar en el autobús, una vez sentados lo vimos llegar y, como no podía ser de otra manera, le dijimos al conductor que nos dejara bajar, que acabada llegar nuestro compañero y queríamos bajar con el, así fue.

El tío entró sin inmutarse, hizo una carrera a su ritmo y disfrutando, tal vez demasiado suave, según sus palabras, pero en definitiva hizo su carrera como un titán que es.

Y esto fue todo, una gran carrera que como os he dicho al inicio del post, para mi fue una clara y total alegoría de la vida, hay veces que la vida te da una hostia como un piano de cola, te tumba y te destroza y en ese momento solo tienes dos opciones, rendirte y caer en el mas oscuro de los agujeros o seguir corriendo, aunque solo sea andando, pero seguir, levantar cabeza y lucha contra las inclemencias de la vida, de una carrera te puedes retirar pero de la vida nunca, nunca te retires.

Sobre la carrera solo decir que la sandía estaba exquisita y que a mi parecer lo único que falla es el tema del transporte de vuelta a la salida, pero por lo demás me gustó mucho, es rápida, poca senda, mucha pista, lo que te permite disfrutar de las vistas que Sierra Espuña te regala.

Poco mas que decir, que enhorabuena al tiempazo de Alfonso,  3:14:07 horas, brutal y a mis compañeros de guerra, ya lo saben pero se lo vuelvo a repetir, sois unos verdaderos titanes, mi mas sincera admiración por y para siempre.

Un saludo!

post

La vida.

La vida, que es la vida?

Es trabajar hasta los sesenta y tantos? Es madrugar, trabajar, comer, trabajar, cenar, dormir y vuelta a empezar? Esperar a mañana para seguir esperando que llegue pasado mañana y así hasta que un día te dicen que no llegas al siguiente?

Eh? que es?

Foto de Francisco Yedra

Yo te voy a decir que es la vida, la vida es verles reír, saltar, llorar, correr, bailar.

La vida es un beso, un abrazo, una mirada, una caricia.

La vida es subir, llegar, ganar, perder, terminar y volver a empezar, un tropiezo, una caída y vuelta a levantar.

La vida es correr sin parar, pedalear sin rumbo, es el silencio de la cima que acabas de conquistar.

La vida es ese libro que jamás pensaste que se fuera a terminar.

La vida es un atardecer previo al eterno amanecer, es un segundo, es el ahora, es ese regalo con fecha de caducidad y que disfrutamos mientras otros no pueden, eso es la vida, esto es la vida, VÍVELA! VIVAMOSLA!

Dedicado a ti.

post

Un Titán en los Picos de Europa.

Domingo, 26 de enero de 2014, si mal no recuerdo, esa fue la primera vez que coincidimos en una carrera, el II Trail de la Aljorra, allí coincidimos el, Miguel y yo, casualmente en ella también debutaba Javier Martínez Hurtado de quien también podríamos hablar largo y tendido, pero hoy, esta entrada va dedicada a uno de los Inglorious Bastards.

Desconozco si anteriormente había corrido alguna carrera, nunca lo hemos hablado y de ser así lo he olvidado, pero lo que no olvido es el saludo que nos dimos poco antes de la salida, estaba nervioso, algo se estaba forjando en su interior, quien le iba a decir a el que le acababa de picar el gusano de la aventura, el coraje y la epicidad?

El tiempo pasó, seguimos encontrándonos en varias y diversas carreras, los kms el fueron forjando y crearon un corredor valiente, cierto es que no es rápido, pero, quien es rápido? cuanto importa ser rápido cuando? A veces olvidamos y eclipsamos gestas fabulosas por culpa del crono, no todo se hace por cortar la cinta de meta, de ser así, el deporte carecería de sentido puesto que el mismo no es mas que una clara y evidente sustitución de las antiguas guerras y nosotros, los deportistas aficionados no somos mas que la evolución de  los guerreros que defienden la vida de los suyos, su vida y su honor con una simple horca de madera.

Este guerrero ha blandido su horca ya en numerosas batallas, unas mas duras, otras mas memorables, pero, quizás las mas dura de todas tuvo lugar hace poco, antes de la hazaña por la que junto ordenadamente este puñado de palabras en lo que viene a intentar ser un homenaje a un crack, no habrá transcurrido un año desde el momento en el que se me acercó el trabajo y me dijo:

– Me he apuntado a algo grande, veremos a ver.

Algo grande me dijo, 55 kilómetros y más de 4.500 metros de desnivel positivo, la Ulta Trail de los Picos de Europa, grande es poco para definir algo así.

Perfil UTPE


Pero lo mas duro quizás no fue la carrera, que lo fue y mucho, el entrenamiento constante que ha llevado, también lo fue, nadie regala nada, carezco de la virtud de tener la verdad absoluta y no deseo que así sea, pero estoy totalmente seguro de que la ascensión mas dura fue caer malo en el mejor momento de forma y es que a veces pasa, en ocasiones todo el castillo se desmorona, todo se vuelve oscuro y frío, no ves la salida a un túnel largo, feo y angosto y es ahí, en ese preciso momento cuando crees que todo ha terminado, es te encuentras en lo mas profundo del pozo, ahí y solo ahí es el instante en el que resurgen los héroes, los guerreros, los titanes lo que me recuerda a las palabras que magistralmente Tolkien en redactó para el gran personaje Samsagaz Gamyi:

 No deberíamos ni haber llegado hasta aquí, Pero henos aquí, igual que en las grandes historias,   señor Frodo, las que realmente importan, llenas de oscuridad y de constantes peligros. Ésas de las que no quieres saber el final, porque ¿cómo van a acabar bien? ¿Cómo volverá el mundo a ser lo que era después de tanta maldad como ha sufrido? Pero al final, todo es pasajero. Como esta sombra, incluso la oscuridad se acaba, para dar paso a un nuevo día. Y cuando el sol brilla, brilla más radiante aún. Esas son las historias que llenan el corazón, porque tienen mucho sentido, aun cuando eres demasiado pequeño para entenderlas. Pero creo, señor Frodo, que ya lo entiendo. Ahora lo entiendo. Los protagonistas de esas historias se rendirían si quisieran. Pero no lo hacen: siguen adelante, porque todos luchan por algo. 

Y así fue, el crack supo resurgir, supo levantarse y ser valiente y allí se presentó, nos tuvo en vilo hasta la meta, se perdió, se calló, lidió con el barro, el frío y la nieve, pero cumplió su sueño, no se trató de ganar o perder una carrera, se trató de saltar al vacío, de soñar y dibujar la linea de un destino, de que, parafraseando sus propias palabras, tuvo el coraje innegable de salir de su zona de confort y triunfó.

Que puedo decir mas, sin revisar el texto, como siempre hago y seguiré haciendo puesto que de no ser así, jamás conseguiría escribir nada, porque jamás lo vería a la altura de lo relatado, solamente darte mi mas sincera enhorabuena, te has ganado el galardón de maestro, titán y crack, tienes mi total admiración, porque cada uno corre su carrera y nadie sabe cual es la carrera de cada uno.

Ahí tienes tu gran premio chaval, solo cuando estás ahí sabes lo que se siente, nunca lo olvides y si vuelves a caer en el pozo ya sabes que hay cuerdas, poleas y manos.
Nos vemos en ruta!! Un saludo!

Piano piano si arriva lontano

 

Hace unos días mantuve una conversación sobre los efectos que tienen en nosotros el hecho de haber cumplido el objetivo propuesto, que pasa cuando llegas a la línea de meta de esa carrera que te ha costado tanto preparar?

Como no soy ningún especialista en la materia, solo voy a hablar de mi punto de vista y de mis experiencias esperando poder ayudar a todo aquel que en algún momento de su carrera deportiva haya perdido la motivación por este mal que yo he tenido bien a denominar como Resaca Post Meta. 
Dicho mal o afección la he sufrido en varias ocasiones, la primera de ellas fue quizás la más significativa debido al increíble bajón de forma que tuve. Fue tras participar en los 101 de ronda, creo que fue en la edición del 2011, fuimos varios y nos lo preparamos bastante bien, de hecho, si no hubiera ido de novato corriendo, podría haber hecho muy buena marca, pero lo importante vino después, una vez en casa.
Lo habitual, siempre y cuando no seas profesional y lleves una planificación estricta, es que uno se tome un descanso, pero el problema viene que ese descanso te lleve a una completa y total inapetencia de entrenar, esa sensación de saber que tienes que entrenar, no para ganar el campeonato de tu calle, no, simplemente porque tu cuerpo te lo pide, eso te lleva a un malestar general que poco a poco te va minando e incluso te afecta en tus relaciones para con el resto de la gente.

Os voy a decir lo que yo hago, tampoco es la panacea ni la solución a los problemas deportivos de nadie, es lo que yo hago, veréis, en primer lugar lo que me propongo es una mini tarea, algo que haces habitualmente, sencillo y rutinario, digamos que puede valer hacer la cama o prepararte el desayuno e incluso simplemente el café mañanero, pues comienza a hacer esa tarea lo mas perfectamente posible que puedas hacerlo, investiga la mejor manera de hacer el café o haz la cama como si fueras un boina verde en plena instrucción, parece una tontería pero cuando han pasado varios días de realización de tu tarea perfecta, poco a poco vas cargando las pilas piscológicas.

El siguiente paso son los videos, si, videos que te gusten, que te motiven, si eres triatleta por ejemplo

O si eres corredor de montaña podría valer algo así
Pero también podemos ir a videos mas generalistas que pueden valer para todo y todos como por ejemplo esta maravilla que nos regaló Sylvester  Stallone

Lo que tienes que hacer es buscar tus videos favoritos, marcarlos y guardarlos para verlos en esos cinco minutos que son tuyos y solo tuyos, por la mañana desayunando, en el baño, por la noche al acostarte, en el metro, da igual, pero aprovecha esos minutos para ver estos videos que te levanten las ganas de comerte el mundo. Hablo de videos porque son mucho mas directos, si están bien hechos te entran hasta lo mas profundo de tus entrañas y encuentra el hilo que tira de tu motivación. Yo tengo una carpeta de favoritos llamada “motivación” en mi explorador de internet.
Poco a poco irás viendo que esa bestia interior, como dice Rocky, irá aflorando y te pedirá guerra, en ese momento lo único que tienes que hacer es dársela, olvida las series, las tiradas largas, la técnica de carrera, de remada, las dominadas, solo sal, corre, nada, escala, pedalea, sin razón, sin rumbo y sin pretensiones, cuando te apetezca, aunque esté lloviendo, si te apetece, no apacigües a la bestia, dale rienda suelta y disfruta. 
Recuerda, los depósitos están vacíos, vienes de darlo todo en tu anterior meta y ahora están recobrando fuerzas físicas y mentales, no esperes estar en tu mejor estado de forma, todo llegará.

Piano piano si arriva lontano 
Cuando menos te lo esperes, estarás de nuevo cogiendo forma y ya tocará sumergirte de lleno en una nueva meta, un nuevo planning de entrenamiento que si lo haces bien, te llevará a estar mas fuerte que antes, porque la caída es dura pero no caes tanto, aunque parezca mentira estás mas en forma que cuando empezaste la temporada pasada.
Esto mismo es aplicable a cuando por la razón que sea, estamos convalecientes, tienes que mirar para delante, tienes que tener fe en lo que te apasiona y arrancar motores, se oxidan, si, pero para eso estamos, para desoxidar el motor, la patata que llevamos en el pecho y volar, a nuestro ritmo, al de cada uno, que nunca hemos de olvidar que cada uno vive su universo personal, cada cual tiene sus metas y sus hazañas esperando ser conquistadas, da igual el ritmo, lo importante es no darse por vencido y luchar!
Os dejo un video para que lo destrocéis a críticas ( siempre constructivas claro) llevaba tiempo queriendo probar a editar algo y la mejor ocasión fue hace poco cuando le mandé a un colega, un guerrero, mi primera “edición” con perdón de los editores de verdad, para mandarle un mensaje de ánimo, así que decidí hacer otro, quien sabe, lo mismo me va bien como “youtuber” jajajaja 

Un saludo!!

post

Ese combustible llamado Motivación.

   Un buen día te levantas y algo ha cambiado, hay infinitos factores que pueden estar afectando a tu estado de ánimo, pero en eso es en lo último que te paras a pensar, directamente empiezas a creer que algo no anda bien, que no te apetece hacer esto o aquello, no sacas tiempo para entrenar… pues deja que te diga una cosa, si me permites tutearte claro.
   De un tiempo a esta parte ha habido una creciente aparición de personas cuya labor, función y pasión es la de intentar ganarse la vida motivando a los demás, lo que se viene denominando coaching, ya sea a nivel empresarial, personal o deportivo. 
   Esta gente, lo que realmente hacen, es transmitir lo que ellos sienten, lo que les impulsa, su combustible, ellos, en algún momento de sus vidas pasaron por la misma situación que estás pasando tu, unos por circunstancias personales, otros por razones profesionales, lesiones, depresiones, da igual, el caso es que se encontraron ante un punto de inflexión en sus vidas en el que tuvieron que elegir entre rendirse o romper con todo lo que consideraban como “normal”, es cierto que ello no son el mejor ejemplo a seguir, es como si habláramos de cualquier deportista profesional, de Bill Gates o de cualquier otro figura triunfador o triunfadora, pero su experiencia podemos adaptarla a nuestras vidas, te preguntaras ¿como? muy fácil.
  Ellos, al igual que tu, son personas que viven y se alimentan igual que tu y que yo, la única diferencia es que en vez de consumir el combustible, vamos a denominarlo como  “malo” , decidieron recurrir al mejor de los combustibles, tiraron de MOTIVACIÓN.
   -“Claro, es muy fácil decirlo cuando todo te va bien!” 
   Frase mas que habitual cuando hablamos de estos temas y no le falta razón, pero vamos con calma. Yo solo voy a enfocar el tema a lo deportivo, es una de mis pasiones y conozco lo que es pasar por un momento de desmotivación. Tal y como he empezado el post, un día cualquiera, ya sea por la mañana, o al terminar un entrenamiento o competición, el vaso de la motivación y de las ganas se te vacía, estás harto de luchar, de sufrir pasando frío, hambre y sueño tan solo por un hobby, que al final es lo que es, pero, una afición que siempre te ha encantado, por la razón que sea ahora ya no es así. Es en ese momento en el que has de cortar, cortar por lo sano, parar totalmente tu actividad deportiva y darte unos días de meditación o reflexión, intenta sentarte a solas, en silencio, para poder viajar a aquel momento en el que todo comenzó, aquel en el que la ilusión te inundaba y en tu cabeza no había otra cosa mas que (en mi caso) montar en bici.
  Cuando estés en ese punto sumérgete en tu pasado, siente todas y cada una de las sensaciones que te recorría el cuerpo cuando dabas tus primeras pedaladas con tus amigos, el mundo era un compendio de caminos que estaban ahí esperando para ser explorados, miles de kilómetros de carreteras para ser rodados a mil por hora, hasta que no nos quedara aliento, llegar a la cima de cualquier monte, sentarte y beber agua del bote caliente, comer la poca comida que llevaras encima disfrutando del paisaje al que habías accedido gracias a tu montura, era inigualable, el resto daba igual, nada importaba, solo pedalear, luego vinieron las primeras carreras, los nervios y las fantasías con ganar alguna vez, pero la base seguía siendo la misma, simplemente pedalear.
Los primero kms  Eso es lo que tienes que hacer, busca en tu interior, encuentra la raíz de todo, el inicio de tu pasión y si es necesario empieza de nuevo, que mas da tu edad?!, que mas da tu condición física?! Estamos aquí para disfrutar, lo de ganar viene después cuando poco a poco vas mejorando y descubres que no tienes límites, pero eso es harina de otro costal, ahora centrémonos en volver a amar tanto esto que hacemos, que cuando suene el despertador antes de que salga el sol en tu día libre, te levantes dando un salto de la cama y te pongas a ello como si no hubiera un mañana.
  Yo he abandonado, vuelto, abandonado nuevamente para posteriormente volver a empezar, ya no se cuantas veces y en varios deportes, pero, mi raíz, mi combustible, el inicio de todo fue la bici, es por ello que cuando me siento perdido la cojo, salgo a rodar y me encuentro.
   Así que te animo a que hagas lo mismo, busca en tu interior, encuentra la semilla que lo empezó todo y vuelve a disfrutar de ella como si fuera el primer día, pero no solo en lo que a deporte se refiere, en todas las facetas es aplicable lo que te digo, evidentemente si tienes responsabilidades, recibos que pagar y una familia que dependa en mayor o menor medida de tu trabajo, por favor no hagas locuras, mide las cosas, hoy en día se vende mucho eso de
TU PUEDES CON TODO!

Relax, and be patient, como dicen por yankilandia, si no he ganado nunca una carrera en mi ciudad, muchos menos voy a ganar una regional y ya para que decir algo mas nacional, ojo! Seamos sensatos y sinceros con nosotros mismos, cada cosa en su medida.
 Cuando veamos vídeos como este, que hizo el gran “youtuber” Luzu,  tienes que entender que el intenta transmitirte su pasión, pero no para que le imites, o le imitemos, el lo hace para que veamos que se pueden conseguir las cosas, lo que pasa es que como te he dicho antes, unos nacen para ganar el campeonato del mundo de ciclismo y otros para disfrutar del ciclismo y punto, este chaval, que ha sido algo criticado por su vídeo en el que intenta motivarte a tope, consiguió con fuerza y constancia, cambiar la dirección de su vida, cogió las riendas y se la jugó, cierto es que tendría cierto colchón, bla, bla, bla, pero estoy seguro que todos esos que lo critican con el argumento del colchón, en su situación no se hubieran atrevido a dar el salto y de haberlo intentando tal vez podrían haber descubierto que el colchón no te graba y edita los vídeos, así como que tampoco te da las ideas para que miles de personas te sigan en tu canal de yotube, solo tienes que ir a youtube y escribir “Motivación” entonces verás el resultado de su trabajo rápidamente.
  Como verás tras visualizar el vídeo de “El camino hacia el éxito” de Luzu, el concepto de que el mejor combustible es la motivación, no solo es aplicable al deporte, lo es para todo en esta vida, como ya te he dicho, te quedaste con ganas de estudiar por la razón que sea? busca la manera de hacerlo, seguro que tienes media hora al día libre para ojear un manual de lo que sea que te guste, pero hazlo, aunque pienses que no vale de nada, ya es un paso mas para encontrar lo que buscas.
  Volviendo al tema de la bici, os voy a dejar un vídeo que suelo ver yo cuando llevo tiempo sin montar y quiero recordar aquellos tiempos en los que hacerlo era una aventura, fue un programa de “Al filo de lo imposible” fantástico y que por suerte lo puedes ver en youtube y en la página de rtve pinchando aquí, no obstante, si tenéis os voy a colgar otro que encontré no hace mucho tiempo y que arrasó literalmente entre los vídeos de motivación deportiva “Rise and Shine”

Bueno, lo dicho, sin mas os dejo esperando haber tocado un poco la fibra que te active y te haga recapacitar, que te haya servido mi post para encontrar esa raíz donde todo comenzó, un saludo y ya sabes, nunca desfallezcas, si lo mejor siempre está por venir!

post

Asturias

   Como os dije en la entrada anterior, estuvimos de viaje la primera quincena de septiembre, fuimos a varios puntos de la geografía, todos ellos magníficos y buscando con tiempo no es necesario gastar excesivo dinero.
  Hoy os quería hablar del lugar en el que nos hospedamos durante nuestra visita a la increíble Asturias dado que el servicio y el entorno merecen ser comentados y brindar la posibilidad de que otras personas lo puedan conocer.
  Se trata de Las Casinas Rurales de San Martín situadas en el lugar de San Martín de Villanueva, Villanueva, en el municipio de Valdés.

   Nosotros llegamos por la autovía A-8, veníamos de Galícia por la costa, hay que tomar la salida 455 en dirección a la nacional 632, luego en la rotonda coger la salida a Queras-Cadavedo´, ya en la nacional 632, vais en dirección a Cortina, os desviáis en la AS-268 y por ahí hasta que llegáis al túnel, decir que si llegáis mediante GPS al destino se os puede liar, ya que os dirá que giréis a la izquierda en el túnel que os muestro en la siguiente imagen

   Una vez pasado el túnel, el primer desvío a la izquierda, a partir de ahí seguís la carreterita sin salir de ella y llegaréis al destino.
   Y allí os saldrá al encuentra la señora Maruja, una grandísima persona que os aseguro hará de vuestra estancia un encanto, desde el primer momento no os va a faltar de nada, os lo dirá mil veces, un consejo, dejaos agasajar y disfrutad de sus hortalizas y de la miel que ellos mismo producen, exquisita.
   Las vistas desde la casa son las que veis en la siguiente foto, Asturias en estado puro, toda una oda a la tranquilidad y el descanso.

http://www.casinasruralesdeasturias.com/

Fabes con Marisco   Desde allí podréis ir a cualquier destino de Asturias, nosotros fuimos a Covadonga y estaba a poco mas de una hora. Para comer, si no queréis cocinar, en Cadavedo, a pocos minutos de allí, hay un restaurante que no recuerdo como se llama, pero era el único, en el que paran muchos peregrinos del Camino de Santiago a comer, ahí es donde tuve mi primer contacto con la gastronomía Asturiana, impresionante, rico, rico, como dice aquel, eso si, espero que tengáis buen saque porque la foto que os pongo a continuación es el primer plato del menú para una persona, Fabes con Marisco, muy buenas, pero… que manera de comer.

http://www.casinasruralesdeasturias.com/

   Como anécdota decir que, dentro de la casa, buscando un libro para mi peque, encontré un cuaderno de dedicatorias e impresiones de los clientes, estaba repleto, de hecho nosotros ocupamos la última hoja, una vez que lo ojeamos nos dimos cuenta de que había familias que repetían todos los años desde hace casi diez años, increíble ejemplo de lo que os relato. 

   No me puedo ir sin advertiros de que no os olvidéis de usar la piscina, que lujazo, no me extiendo mas, con la foto es suficiente.

http://www.casinasruralesdeasturias.com/

  Que mas decir, pues que a lo largo de mi corta vida, he tenido la suerte de poder disfrutar de lugares en los que se respira paz y tranquilidad, pero este rincón tiene algo especial,  tiene una cierta magia que te envuelve desde el mismo momento en el que pisas el suelo y respiras el aire fresco. Sin adentrarse demasiado en el paisaje, simplemente desde el mismo porche de la casa, todo cuanto ves es bonito, extensos prados, riachuelos, una tarde me senté a disfrutar de la banda sonora que te regalan los pajarillos que por allí hay siempre revoloteando, incluso el mugir de las vacas está acompasado con el mecer de las ramas de los miles de pinos, encinas y eucaliptos… en fin, tenéis que verlo, también he de decir que mi compañía era la mejor y eso lo mejoraba todo hasta el infinito xD

   Bueno, que me extiendo y al final empiezo a escribir pensando que estoy solo garabateando mi libreta, lo dicho, si podéis ir y surge alguna duda, ya sabéis donde estoy.

Saludos!

Por cierto, buscando guías de Asturias en Amazon, encontré esta maravilla de libro, que actualmente está de oferta o gratis si tenéis Kindle Unlimited como yo, que le vamos a hacer si me gusta leer, el caso es que os lo comparto y ya de paso pruebo lo del enlace de afiliado en Amazon, a ti te va a costar lo mismo pero si compras me generas ingresos jejeje si veo que funciona bien empezaré a buscar ofertas y cosillas para colgarlas por aquí, bueno, un saludo.

post

Viajar

   Siempre he sabido que me gusta viajar, pero ya había olvidado cuanto. Es innegable que viajar es una herramienta de aprendizaje incomparable, viajando conoces lugares, gentes, costumbres, culturas, viajar te da eso que le falta a los libros, es, podría definirse, como el complemento perfecto a un libro.
   Viaja, tienes que viajar, para ello no es necesario ir en primera clase, ni tu destino ha de ser un país exótico o un hotel de lujo en Nueva York, si te lo puedes permitir pues adelante, pero si no, viaja, en cuanto puedas hazlo.
   Este año nosotros nos lo hemos podido permitir, dados los tiempos que corren estar quince días por lo largo y ancho de nuestro precioso país es un lujo del que soy consciente y por ello lo he disfrutado sobremanera, nos fuimos sin prisas con todo los bártulos y descubrimos lugares y gentes maravillosos, aquí, en nuestro país, en esta España que nos pintan cada vez peor y que sin embargo cuando la conoces… 
  Había pensado en soltar un tocho de esos infumable en el que relatara las mil y una anécdotas del viaje, en el que os hablaría de la señora Maruja y de las hortalizas riquísimas de su huerto, o del frío que pasamos en Albarracín (Los sacos de dormir se quedaron en casa xD) pero mejor os lo muestro en imágenes y si queréis algún consejo de donde ir o que ver, casas rurales etc, no dudéis en preguntar.
   Lo dicho, viajar, no os arrepentiréis.
Tormenta camino de Toledo

Paisaje de Ribadeo

Entrando en Cudillero

Monumento a los Pescadores en Luarca

Hortalizas de la señora Maruja en Trévias, Asturias

Vistas en http://www.casinasruralesdeasturias.com/
Iglesia Covadonga

El Tajo a su paso por Toledo

Vacas sueltas en Laguna Peces

La Ria de Vigo

Llegada a la costa Cantábrica

Llegada a la costa Cantábrica

Llegada a la costa Cantábrica

Lomo Plateado de los Gorilas de Cabarceno